Tritordeum, una experiencia sensorial única

Vista, gusto, oído, olor y tacto. Los sentidos son importantes para vivir pero más para disfrutar de la comida. Normalmente, relacionamos placer con algunos (o todos) los sentidos. Por ejemplo: el aroma a pan recién hecho, el crujido de una onza de chocolate, la esponjosidad de una magdalena, la pinta estupenda del plato preferido que prepara tu madre, etc. En definitiva, ¡comer es un placer para nuestros sentidos!

Es curioso que cuando limitamos uno de tus sentidos los otros se amplifican. Por eso, cuando algo nos gusta mucho o queremos adivinar los ingredientes cerramos los ojos. Es el caso de la prueba que le hicimos dos consumidoras habituales, Carmeta y Silvia: una cata a ciegas.

¿Superarán la prueba?  Y tú, ¿sabrías identificar en una cata a ciegas cuál es el pan de Tritordeum?

Descúbrelo aquí:

RECIBE POR CORREO LAS NOVEDADES DEL BLOG

¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.